El contenido de esta página está restringido sólo para profesionales de la salud debido a la obligación exigida por Ministerio de Sanidad en el Real Decreto 9/1996 de 15 de enero, y en cumplimiento del mismo.

¿Eres un profesional?

CIL para mujeres

Muchas mujeres luchan durante años para encontrar una solución a sus problemas de vejiga, sin éxito. Un método que a veces se pasa por alto, o incluso se evita, es el cateterismo intermitente limpio (CIL). El CIL puede ser una buena solución para muchos de estos problemas, pero a veces las mujeres se resisten un poco al CIL. Dicho esto, cuando hayas superado las barreras, es probable que hayas encontrado la solución a tus problemas de vejiga.

¿Te resulta familiar todo esto? 

Anatomía y posición

Para ser sinceros, para una mujer no es tan fácil ver por dónde introducir la sonda, y probablemente necesite un poco más de apoyo durante el periodo de inicio. La forma del cuerpo y el equilibrio al sentarse pueden requerir a menudo la ayuda de un cuidador, lo que puede resultar embarazoso e incómodo.

Baños inaccesibles

Para muchas mujeres, la sola idea de salir sin saber si van a encontrar un baño accesible, es suficiente para quedarse en casa. Algunas mujeres incluso beben menos para limitar sus visitas al baño (no lo hagas). Los aseos públicos no siempre son los lugares más higiénicos, y puede generar ansiedad el hecho de tener que deshacerse discretamente de la sonda.

Una tarea más para encajar

A algunas les parece que es una tarea engorrosa y que requiere mucho tiempo, y que es una cosa más a tener en cuenta en el "rompecabezas de la vida", dificultando la vida social y las relaciones, que son esenciales para el bienestar emocional. Muchas mujeres tienen dudas sobre si el sondaje es compatible con un estilo de vida ajetreado, la incorporación a la sociedad y el trabajo. 

Miedo al concepto

Muchas mujeres experimentan sentimientos de vergüenza, pérdida de dignidad y baja autoestima cuando no pueden orinar de forma normal. Algunas piensan que el CIL es invasivo y doloroso, que les quita la feminidad y que se asocia con las personas mayores.

Estos temores son perfectamente normales, pero no siempre son abordados por los profesionales sanitarios. Si te reconoces en lo anterior, aprovecha para comentarlo en tu próxima cita con el médico

Elija su sonda con cuidado

  • Déle una honesta oportunidad - ¡Su dedicación asegurará el resultado!
  • Evalúe diferentes opciones - Es muy importante encontrar una sonda que ofrezca un control ergonómico, sea higiénica y proporcione un almacenamiento y desecho discretos.
  • Elija una sonda que se adapte a su estilo de vida y a sus necesidades, y no al revés
  • Y por último - Un buen comienzo - es crucial para tener éxito con el cateterismo intermitente. Pida un apoyo constante a su profesional sanitario y espere lo máximo de su sonda.