El contenido de esta página está restringido sólo para profesionales de la salud debido a la obligación exigida por Ministerio de Sanidad en el Real Decreto 9/1996 de 15 de enero, y en cumplimiento del mismo.

¿Eres un profesional?

Cómo funciona la ITA

La irrigación regular del intestino vacía el colon y el recto de forma tan eficaz que se mantiene vacío hasta la siguiente irrigación. Esto no solo evita la incontinencia fecal, sino que además aporta control sobre el momento y el lugar de la evacuación intestinal. Además, la introducción de agua provoca un movimiento masivo desde el colon ascendente que evita el estreñimiento. Otras ventajas importantes de la ITA son la reducción del tiempo y la energía necesarios para el manejo intestinal y el hecho de que puede fomentar la independencia respecto de los cuidadores. 

Sin escapes intestinales

Cuando finalice el periodo de formación y el intestino se haya adaptado a la ITA, será frecuente que el objetivo sea irrigar cada dos días. Para entonces, deberás haber logrado un hábito intestinal, evitando así el estreñimiento y la incontinencia. El objetivo de la ITA es restablecer un intestino regular y que funcione de forma óptima, para que puedas llevar una vida normal. 

Cómo funciona la ITA: paso a paso

La ITA es un método efectivo de vaciado intestinal que consiste en instilar agua en el colon a través de una sonda rectal. De este modo, se estimulará el movimiento peristáltico del cuerpo para evacuar las heces. Funciona del siguiente modo:
 

1. Inserción

Introduce la sonda rectal hasta el conector de la sonda.

2. Inflado del balón

El balón sella el recto, garantiza que la sonda se mantenga en su lugar y proporciona un sellado óptimo a lo largo del tratamiento.

3. Irrigación/instilación de agua

Abre el flujo de agua e instila agua en el intestino utilizando la bomba. Esto ayudará a que las heces se ablanden y fomentará el movimiento peristáltico. Cierra el flujo de agua y espera.

4. Evacuación

Desinfla el balón y retira la sonda. Deja que el intestino se vacíe. El tiempo de evacuación es individual y puede variar de un día a otro.