El contenido de esta página está restringido sólo para profesionales de la salud debido a la obligación exigida por Ministerio de Sanidad en el Real Decreto 9/1996 de 15 de enero, y en cumplimiento del mismo.

¿Eres un profesional?

Cómo se convierte la comida en "cacas"

Después de masticar y tragar la comida, comienza un viaje a través de tu cuerpo, por el esófago, el estómago, el intestino delgado y grueso y, finalmente, sale por el "culete". La comida puede tardar horas o días en completar este recorrido. 

En su camino desde la boca hasta el "culete", el cuerpo absorbe las cosas buenas de la comida, como las vitaminas, los carbohidratos, las grasas y las proteínas: todo el combustible que te permite moverte, jugar o incluso pensar.

Navina for Children Digestive system

El intestino

El intestino delgado es un tubo muy, muy largo, de aproximadamente 6 metros en un adulto. ¡Eso es como una manguera de jardín! El intestino grueso es mucho más corto, mide solo 1 metro de largo, y se llama grueso porque es más ancho. En este tramo del intestino se absorben las últimas partes de la comida, además del agua, y se transforma en las "cacas". Las "cacas" se almacenan en la última parte del intestino, el recto, hasta que se envía una señal al cerebro avisando que es hora de ir al servicio. Entonces es cuando sentimos la necesidad de ir al baño. 

Las "cacas" pueden variar de un día a otro. A veces son duras y secas, y a veces son sueltas o incluso acuosas. Todo eso es normal y depende de muchas cosas: de lo que comes, con qué frecuencia vas al servicio o cuánto te mueves. A veces, no puedes ir al baño de la manera normal, pero esto no solo te pasa a ti. Hay muchos niños que tienen el mismo problema y hay otras formas de hacerlo, como con la ITA.