El contenido de esta página está restringido sólo para profesionales de la salud debido a la obligación exigida por Ministerio de Sanidad en el Real Decreto 9/1996 de 15 de enero, y en cumplimiento del mismo.

¿Eres un profesional?

Ahora estás en la web global de Wellspect. Para visitar la web de Norte América por favor haz click aquí click here

X

Preguntas y respuestas

FAQ kids section promo image

¿Por qué tengo que utilizar sondas?

Para que puedas hacer pipí la vejiga y el cerebro se tienen que poder comunicar entre sí. 

La vejiga tiene que decir: "¡Cerebro! Necesito que me vacíes"; el cerebro tiene que contestar "Vejiga, ves al váter y deja que los músculos se relajen para que puedas hacer pipí", y entonces la vejiga tiene que contestar: "Vale, ya estoy vacía, ¡gracias! Cerebro, ya puedes volver a mis músculos". 

Si no se comunican, el cerebro no sabe que tienes que hacer pipí, así que no le puede decir a tu vejiga que haga que salga el pipí y tampoco le puede decir que deje de hacer pipí. 

Las sondas te ayudan a hacer pipí cuando la vejiga y el cerebro no se hablan.

¿Duele?

Al principio quizás te resulte un poco raro y, puede que algo molesto, pero no duele.

¿Puedo colocarme mal la sonda?

A veces puede resultar un poco difícil colocar la sonda. Si te pasa algo así prueba a respirar hondo y luego tose, ¡así se relajan los músculos y será más fácil! 

Si eres una niña y no sale el pipí, puede que te hayas puesto la sonda en el agujero equivocado. Coge otra sonda y vuelve a intentarlo con la ayuda de un espejo para saber dónde te la colocas.

¿Puede meterse en mi cuerpo la sonda?

No, nunca puede introducirse más allá de la vejiga, así que, no se perderá. 

Tampoco puede hacerte un agujero en la vejiga, porque se dobla si toca el interior de la vejiga.

¿Es suficiente con que vacíe la vejiga por la mañana y antes de irme a la cama?

Sólo si es lo que te ha dicho el médico o la enfermera. Pero si no te lo han dicho, no. 

Si el pis se queda en la vejiga durante mucho tiempo puedes ponerte enfermo. Otros niños tienen que hacer pis de 5 a 7 veces al día, así que puede que tú también tengas que hacerlo esas veces. Utiliza la sonda todas las veces al día que te haya dicho el médico o la enfermera.

¿Puedo beber menos y así sondarme menos?

No, tu cuerpo necesita agua para funcionar y mantenerse activo y con energía. Hacer pipí es muy bueno y necesario para tu cuerpo porque así eliminas las bacterias (unos bichitos malos).

¿Por qué tengo infecciones urinarias?

La mayoría de niños tienen infecciones urinarias porque no se les da muy bien lavarse las manos (¡a algunos adultos también les pasa!). 

Si los microbios de las manos entran en contacto con la sonda, se meten en la vejiga y te producen una infección. Los microbios también pueden pasar a la sonda si tocas con ella la ropa o el váter antes de utilizarla. Si te pasa esto, debes tirar la sonda a la basura y utilizar una limpia. Todo esto empeora si no bebes bastante o si no vacías la vejiga como es debido. 

Siempre debes esperar hasta que no salga más pipí antes de quitarte la sonda, aunque tengas mucha prisa. Tu tranquilo, tómate tu tiempo. 

Habla con el médico o la enfermera y te dirán cuánto debes beber.

¿Porqué a veces es difícil ponerme la sonda?

Si la vejiga está muy muy llena, el pequeño grifo que hay en la parte de abajo de la vejiga puede que esté muy cerrado para que no se salga el pis. 

Si te sientas en el váter y utilizas los músculos de la tripa para que salga un poquito de pis primero, lo más seguro es que la sonda se introduzca más fácilmente. 

A veces te puede ayudar respirar profundamente y toser, porque se relajan los músculos y la sonda se introduce del todo en la vejiga.

¿Por qué a veces se me escapan gotitas entre un sondaje y otro?

Si esperas mucho tiempo entre los sondajes, la vejiga estará demasiado llega ¡y ese pipí tiene que ir a algún lugar! Tienes que sondarte tantas veces como te haya dicho el médico o enfermera. A veces, el grifo en la parte de abajo de la vejiga no funciona muy bien y por eso se escapan gotitas, aunque te estés sondado bien. Si te ocurre esto, cuéntaselo a tu doctor o enfermera, ellos sabrán cómo ayduarte para que no te pase.

¿Tengo que contárselo a mis profesores?

Es buena idea que se lo cuentes al profesor o a la enfermera del colegio, porque a veces puede que necesites ayuda. Puedes decirle a mamá o a papá que se encarguen de decírselo, si quieres, o podéis ir juntos a contárselo. A los profesores se les da muy bien recordarte cuándo tienes que ir al cuarto de baño si te olvidas y ellos no le dirán a nadie que usas una sonda.

¿Mis amigos lo tienen que saber?

Puedes decidir a quién quieres contarle lo de tu sonda, no tienes que decírselo a todo el mundo si no quieres. Algunos niños a lo mejor no se lo cuentan a ninguno de sus amigos, otros puede que se lo cuenten a uno o dos, es algo que tú eliges. Recuerda que si se lo cuentas a alguien, ya no hay forma de volver atrás... y si discutieras con esa persona, puede que se lo cuente a otros. 

A veces es mejor contárselo a alguien que no vaya a tu colegio, por ejemplo, si haces alguna actividad extraescolar, es posible que sea más seguro contárselo a los amigos de estas actividades porque no conocen a tus otros amigos y es menos posible que te enfades con ellos. Aunque también se lo puedes contar a tus amigos del cole, sin problemas, para que te entiendan y te echen una mano si te has olvidado de ir al baño o te has dejado las sondas en la mochila. ¡Ellos también pueden ser unos buenos aliados! 

Si no estás seguro sobre a quién contárselo, habla con tus padres o con la enfermera primero, porque normalmente ellos te podrán ayudar. Quizás la enfermera te pueda decir si hay personas que vivan cerca de tu casa y que también utilicen sondas, así puedes conocerles y pueden ser tus nuevos amigos. Te resultará más fácil hablar con ellos, porque también saben lo que es utilizar una sonda.

¿Alguien notará que llevo una sonda?

Nadie notará que haces pipí con una sonda. Sólo lo sabrán si se lo cuentas.

¿Puedo ir a las excursiones del colegio?

¡Claro que sí! 

Simplemente no te olvides de llevar suficientes sondas. Puedes incluso llevarte sondas con su propia agua y su bolsa si vas a un sitio en el que no haya un cuarto de baño cerca. La enfermera puede enseñártelas.

¿Puedo ir a nadar?

¡Pues claro! 

Los niños que utilizan sondas pueden nadar todo lo que quieran ¡es muy divertido!

Comparte