El contenido de esta página está restringido sólo para profesionales de la salud debido a la obligación exigida por Ministerio de Sanidad en el Real Decreto 9/1996 de 15 de enero, y en cumplimiento del mismo.

¿Eres un profesional?

Ahora estás en la web global de Wellspect. Para visitar la web de Norte América por favor haz click aquí click here

X

Los retos más habituales

Es posible que te sientas incómodo al empezar al utilizar el sondaje. Pero no te preocupes.

La mayoría de personas superan esa sensación tan pronto como lo prueban varias veces y se dan cuenta de que no es doloroso.

Cada persona tiene unas circunstancias distintas y no existe un solo método de aprendizaje para realizar el sondaje intermitente limpio (SIL) del mejor modo posible. No obstante, a continuación te indicamos algunos consejos y trucos que te ayudarán a hacer este proceso lo más sencillo y natural posible. 

five most common challenges full healthy plant growing from ground width

Dificultades en la inserción

Es posible que los hombres experimenten dificultades al insertar la sonda a través de los músculos tensos del esfínter o una vez pasada la próstata.
Consejos: intenta relajarte, respira profundamente varias veces y tose ligeramente al insertar la sonda. También puedes probar a girar la sonda un poco para que se introduzca.
Además, existen sondas con punta cónica, que pueden simplificar la inserción. ¡La práctica es la clave del éxito! 

Encontrar el punto de inserción adecuado

Es posible que las mujeres tengan dificultades a la hora de encontrar la uretra, ya que es difícil de identificar desde arriba.
Consejo: pide a tu enfermera o a la persona que te esté enseñando que te muestre cómo hacerlo hasta que te sientas cómodas. También pueden ayudarte objetos como un espejo o elementos de ayuda para mantener las piernas abiertas y simplificar así el procedimiento.

Dificultades en la extracción

Las sondas que se utilizan con gel u otros lubricantes se deslizan durante la inserción, pero pueden perder su capacidad de deslizamiento en la extracción. Si estás empezando a utilizar sondas o tienes una función manual limitada, puede que tardes bastante tiempo en vaciar la vejiga y existe el riesgo de que la sonda se seque antes del momento de retirarla.
Consejo: prueba con una sonda hidrofílica, ya que se desliza con suavidad tanto en la inserción como en la extracción. Intenta relajarte. Puede servirte de ayuda toser ligeramente o girar la sonda.

Vaciado de la vejiga fuera de casa

Algunas personas se sienten incómodas al tener que vaciar la vejiga en casa de un amigo o en un baño público. Sencillamente no quieren que los demás sepan qué pasa en el baño. 
Consejos: utiliza una sonda que puedas doblar y tenga un tamaño reducido y discreto. Lleva siempre una bolsa de plástico pequeña para desechar la sonda usada si no quieres tirarla en una papelera pública o en casa de un amigo. También existen sondas cuyo envase está diseñado para desechar la sonda usada y poder llevártela para tirarla cuando vuelvas a casa.

En breve serás todo un experto en sondaje intermitente limpio y el tiempo que pasas en el cuarto de baño dejará de ser un problema.

Función manual limitada

Si tienes una función manual limitada, puede que te resulte difícil manejar la sonda. 
Consejos: pide una sonda que sea fácil de manejar. Una sonda hidrofílica se activa con el agua, por eso las sondas de Wellspect incluyen su propio depósito de agua para que, con una simple presión, actives la sonda. 
Algunas marcas ofrecen envases inteligentes con cintas adhesivas para poder colgarlos u otro tipo de ayudas. Pide consejo a tu enfermera o a la persona que te esté enseñando o llámanos para cualquier consulta que tengas: +34 900 211 100.

Comparte